Para el diseñador de interiores Fernando García, el blanco nunca pasa de moda.