Las alfombras y los tapetes son elementos decorativos que sin duda representan la solución con mayor estilo para delimitar espacios en una misma estancia, darle un toque único, cálido y especial a los ambientes.

“Son muy importantes en la decoración de interiores, en ellos se unen varios aspectos: elegancia, confort, calidez y estilo; además de ser la extensión de una obra de arte en su hogar”.

Fernando García

Elegir una alfombra es como pensar en una pieza de arte que estará ubicada en nuestro piso, es por esto que para tomar una decisión acertada se debe tener en cuenta  el color, la textura, el estilo, la calidad y su uso, dado que podemos tener tapetes plenamente funcionales o sencillamente como elementos de decoración.

Hoy en día hay tapetes y alfombras al alcance de todos los presupuestos, ya que materiales como el nylon, acrílico o polipropileno brindan versatilidad y belleza a un muy buen precio, sin dejar de ser piezas elegantes acogedoras y llenas de estilo.

¿Quieres conocer los tipos de alfombras y tapetes que a Fernando García más le gustan? Sigue leyendo.

Tapetes persas

Resultado de imagen para tapete persa decoración

Están hechos de lana de oveja o camello, seda y algodón, son elaborados a mano y se pueden demorar años en terminarse.

Son reconocidos como los más finos de todos los tapetes, debido a sus selectas sedas y lanas y a sus complejos tejidos a base de nudos.

Actualmente, son un referente del arte y la cultura de la historia del mundo.

Alfombras de lana


Delicadas y muy suaves al tacto, perfectas para caminar descalzo. Tienen la propiedad de conservar la temperatura, tanto en invierno como en verano, consiguiendo así aportar una sensación de bienestar única; es una pieza idónea para cualquier momento del día y el año.

Su textura es única, ya sean de pelo corto o largo, andar descalzo o sentarse sobre una alfombra de lana es incomparable.

Tapete chenille de algodón


Esta fibra es usada en la mayoría de telas de tapizados de muebles y decoración: cortinas y sofás.

Suelen estar combinadas en la mayoría de alfombras, casi todas del tipo belga. Son muy versátiles y tienen una gran cantidad de estilos para combinar con casi cualquier proyecto de decoración.

Tapetes de cuero


Le darán mucha personalidad al living. Existen de diferentes motivos dependiendo el estilo, hay naturales o trabajadas con algunos colores y estampados.

El cuero es un material muy noble y sofisticado, con una gran resistencia y un componente estético impecable. Son fáciles de limpiar y convertirán tu espacio en un lugar elegante y diferente que sorprenderá a tus invitados.

Tapete de seda

Son una muestra de lujo y sofisticación por sí mismos. La delicia que es pisar un tapete de seda solo la conoce quien tiene uno en su casa. Son duraderos, hermosos y lucen increíble en pisos de madera.

Ideales para absorber el exceso de humedad y restituirlo cuando el ambiente está seco, consiguen gran aislamiento y evitan que se acumulen cargas electrostáticas.

Alfombras de fibras vegetales


Están hechas con fibras vegetales como El Yute, Sisal, Coco, Tatsmí, entre otros, que hacen de ella un accesorio muy resistente pero difícil de limpiar debido a la naturalidad de sus fibras.

Solo basta con observar este tipo de tapete para sentir un ambiente rústico, cálido y ameno. Funciona muy bien en fincas o casas alejadas del caos de la ciudad. Son muy funcionales y lucen espectacular.

¿Qué esperas para dar un toque de buen gusto y glamour a tu casa? Acércate a cualquier tienda de Fernando García Atelier de Estilo y déjanos asesorarte para que tomes la mejor decisión a la hora de decorar tu casa.