“Aunque pueda parecer un tono frío, el color gris es el color neutral, fruto de la fusión entre los otros dos tonos neutros: el blanco y el negro”, #FernandoGarcía , Decorador de Interiores.

 

En su tendencia “esplendor”, García  se ha apoderado del color gris, ya que en sus últimos proyectos en la ciudad de Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Miami los ha utilizado, llevándolos a su máxima magnificencia.

El color gris en el mundo del diseño de interiores, se quedará por mucho tiempo, pues además de aportar equilibrio y sofisticación, el color gris admite un sinfín de combinaciones cromáticas que harán de su hogar un lugar único. Fernando García nos trae diferentes ideas para usarlo en la decoración de su hogar.

A nivel decorativo es uno de los tonos más utilizados en decoración masculina, ya que junto al blanco, negro y azul marino, es uno de los tonos más utilizados por el género  masculino, igualmente se usa  en multitud de ambientes de cualquier estilo y personalidad, debido a que es un color que combina con todo.

El color del cielo lluvioso, de la niebla…

Aunque el gris tiene una connotación negativa en la sociedad occidental, en Oriente sucede todo lo contrario: es el símbolo de la serenidad y la sabiduría. Si dejamos a un lado los prejuicios podemos sacarle mucho partido a este color, que además se manifiesta en una amplia gama de tonalidades: gris perla, tórtola rosado, gris lino, gris antracita, pizarra azulada, gris topo, etc.

¿Con qué colores puede combinarlo?

¿Con qué colores puede combinarlo?

Para Fernando García decorar con el color tiene muchas ventajas como:

Sobriedad:

 

El gris proporciona una atmósfera tranquila y atemporal, es un tono relajado que invita a la meditación y se adapta tanto a proyectos sobrios como a entornos donde lo importante es dar valor a los muebles y accesorios decorativos utilizados en la decoración de interior.

Equilibrio:

Al ser neutro, los tonos y los colores vivos se destacan, reafirmando los colores cálidos y acentúa los fríos, pero no hay necesidad de abusar de él, uno o dos trozos de paredes son suficientes para que el gris doble su fuerza cromática.

Luminosidad:

 

Es un color que aporta luminosidad cuando se utiliza en forma de materiales reflectantes como el acero, el aluminio o incluso los materiales de espejo.

Detalles:

Su simbología lunar y glacial aporta un toque de refinamiento y elegancia. Muéstrelo en pequeños detalles, sobre todo en accesorios como lámparas, cojines y espejos.

Precisamente por su tono neutro es además uno de los colores más utilizados en revestimientos para suelos y paredes:

De hecho, materiales como el micro cemento, el hormigón, o el mármol de Carrara tienen ese toque grisáceo que aporta elegancia además de una base perfecta para combinar cualquier tono o estilo. También se emplea mucho en pintura, donde se aconseja el gris perla si se pretende pintar toda la casa o el gris marengo si optas por un solo muro.

 

Especialmente utilizado enbaños (donde aporta un cierto toque zen), es un color con el que uno nunca se equivoca.

García recomienda nunca aplicar el color gris como el único presente dentro del espacio, por lo tanto asegúrese de combinarlo con elementos decorativos en colores vibrantes o bien, aplicar el gris en varias tonalidades.

Si miramos al gris, vemos un color que no es ni blanco ni negro, dado que está virtualmente ausente de color, no llama la atención sobre sí mismo, mantiene su distancia permaneciendo separado.

Pensando en entornos industriales son útiles y funcionales, ya que estos entornos industriales no necesariamente deben verse, por lo que el gris es un color adecuado.