“La iluminación indirecta es uno de los aspectos más importantes que se debe tener en cuenta al decorar el hogar, sin la iluminación no podremos observar como es debido todo lo que hay en los espacios”, Fernando García Decorador.

A través de los años de experiencia en mi carrera me doy cuenta que mucha gente no dedica el tiempo necesario para planificar la iluminación indirecta en sus decoraciones.

En este artículo García hace énfasis en la iluminación indirecta que es aplicable a cualquier espacio  del hogar y su función principal es ofrecer una iluminación ambiental y al mismo tiempo crear un clima concreto que definirá la temperatura de color de la luz.

 

Cuando García habla de iluminación indirecta se refiere a aquella luz cuya fuente no se expone de manera directa sobre la estancia, sino que se encuentra en un elemento estructural o parcialmente oculta, de manera que la salida de la luz es difusa, es una iluminación muy sutil.

 

Habitualmente se ven  iluminaciones indirectas en salones a través del techo o en elementos estructurales como puede ser la chimenea, en las columnas, en los cortineros, en los zócalos o en el interior de muebles o vitrinas.

La iluminación indirecta aplicada en las alcobas  nos permite crear diferentes escenas de luz reguladas; se puede tener  una luz más intensa para el día y una iluminación más tenue para la noche.

 

 

 

 

Este tipo de iluminación usualmente se coloca  detrás del cabecero,  en techos falsos e incluso debajo de  los muebles, dando la  impresión de que están flotando o que están suspendidos.

Para García la luz indirecta tiene un fuerte poder decorativo,   no solo  resulta muy práctica, sino  que también cambia por completo el ambiente de cada espacio.

 

Esta luz aplicada en el espejo de los baños es una gran opción, al igual que resulta ideal en el interior de duchas e incluso bajo el mueble del lavamanos.

 

 

 

En las zonas de los pasillos  resulta ideal la luz indirecta, contribuye a un óptimo confort visual. En este caso, es ideal la luz indirecta perimetral en el techo y en el pavimento, también es común la luz indirecta en apliques de pared.

Una buena iluminación  permite potenciar las características más importantes de todos los  ambientes y  hace dirigir la mirada hacia las  zonas que se quieren  resaltar. También aporta  mayor o menor calidez a un espacio o a una zona dependiendo de los tonos utilizados.

Las fuentes de luz cálida  relajan y da sensación de  comodidad, mientras que las fuentes de luz fría estimulan. La luz indirecta  debe ir asociada a la  cantidad de luz estudiada en función del espacio disponible.

Hay varios tipos de luz en la decoración de una vivienda como son la iluminación general, la iluminación puntual, y la iluminación decorativa. La iluminación general es solo  funcional y será nuestra fuente de luz principal. En este tipo de iluminación es preferible el uso de varias fuentes de luz en vez de uno solo en el centro del espacio. En cuanto a la iluminación puntual, es utilizada para iluminar una determinada actividad dentro del espacio, como  la zona de la  mesa, la zona del sofá, la zona de los cuadros,  etc. Y a iluminación decorativa se utiliza  para resaltar un objeto o algún detalle en concreto de dicho espacio.

García recomienda utilizar los  distintos tipos de iluminación en un mismo espacio de esta manera se puede utilizar el espacio para diferentes actividades a los largo del día.