Para Fernando García  las cortinas cumplen un papel fundamental en la decoración de su hogar, porque  dan privacidad, regulan el ingreso de la luz solar y nos dan un toque de elegancia y confort. Las cortinas se adaptan fácilmente a cualquier estilo de decoración y a cualquier cambio que se haga en casa.

Cuando se trata de vestir las ventanas dice el decorador García,  hay muchas opciones,  miles de modelos y tamaños de cortinas  en el mercado,  diversidad de texturas y calidades de telas, siendo  la   elección de la  tela  clave para que sea una excelente cortina teniendo en cuenta que no todas las telas son adecuadas.

Una bella cortina depende  del tipo de tela, su trama, sus colores y resistencia a los rayos solares. Hay telas que presentan buena resistencia a la implacable acción solar pero otras no. Estas últimas serán menos duraderas, porque pierden poco a poco sus colores originales y se pondrán opacas, en este punto es  cuando es necesario reemplazar o cambiar las cortinas  para no perder la armonía en la decoración.

Nunca dude en pedir consejos a profesionales o aficionados. Fuera de lo  estético, también es muy importante  que sea  funcional. Si son para la habitación principal, se debe colocar  blackout  para evitar la luz del exterior  y descansar mejor. En cambio en el salón principal es diferente porque nos interesa que no se vea desde afuera hacia el interior pero que si  pase luz mucha luz.

Una cortina abierta, enriquece la decoración de un ambiente, ya que gracias a sus delicados pliegos permite apreciar de una bella vista hacia un jardín o un bonito paisaje. Por otra parte una cortina cerrada, desplegada en toda la longitud de la barra protege el interior y aporta color al espacio.

No hay excusa para no obtener un  buen juego de cortinas: para la cocina, el living o el dormitorio ya que sus beneficios son abundantes y desde el punto de vista decorativo constituyen un gran aporte. Además de que es más fácil cambiar las cortinas cada tanto en vez de pintar las paredes o cambiar los muebles. Aunque cueste creerlo, el solo hecho de cambiar las cortinas, le dará un aspecto renovado a la sala o al dormitorio.

Cortinas a medida

En la elección de las cortinas influye mucho nuestro gusto personal.

Fernando García recomienda que, si bien en el mercado vienen cortinas en medidas estándar, en lo posible se deben hacer a medida, siempre será mejor diseñar las cortinas a medida, y siempre se debe acudir a las personas especializadas en cortinería, porque   nos pueden guiar en qué tipo de cortina es la que se adapta más a nuestros espacios.

Cortinas para toda la casa

A la hora de elegir nuestras cortinas hay que ser puntuales en dos aspectos, uno es el estético y el otro es el funcional.

Algunos consejos para escoger sus cortinas:

Cuando se opta por  vestir una ventana con varias telas, la regla general es que todas tengan el mismo tono, sean lisas. En espacios pequeños, utilizar cortinas enrollables genera la sensación de mayor espacio, También se puede colocar el estilo romano que es muy práctico y elegante.

Cuando se va a utilizar un riel de barra  para la cortina, este debe respetar el estilo del lugar,  los rieles de barra de acero van  muy bien a los espacios funcionales y modernos. Los de madera se usan  para salones amplios y ambientes rústicos. Las agarraderas y borlas, son accesorios que  realzan  el estilo de decoración utilizado.

Actualmente,  las telas de colores intensos y neutros en cortinas, se quedan muy bien  en espacios modernos y juveniles. Mientras que los textiles de trazos gruesos que sobrecargan una decoración (con figuras tales como hojas, ramas o flores) son para estilo clásico.

Tipos de Cortinas:

El Velo: 

Las cortinas de velo son las reinas por excelencia. Es el modelo de textil más extendido a la hora de vestir nuestras ventanas  y,  resultan ser las más fáciles y las más acertadas para cualquier estilo decorativo.

Los velos son textiles  vaporosos y muy ligeros, ideales para dejar entrar la luz natural en espacios pequeños y  más oscuros de la casa y da un entorno más cálido y acogedor.

Cortinas Neutras

La idea con estas cortinas es que de alguna manera pasen  desapercibidas, vistiendo los espacios dejando  todo el protagonismo a los muebles. Texturas lisas y colores suaves (blancos, crudos, grises claros o beige) entrarían dentro de esta opción.

Las cortinas neutras equilibran visualmente la decoración. Aportan luz, ligereza y serenidad a los espacios  y se adaptan a cualquier estilo. Para una mayor sensación de paz, se deben elegir  del mismo tono que las paredes.

Cortinas degradadas

Los tonos degradados, tanto en pintura como en muebles y complementos, están de plena actualidad.

El degradado aporta un aire más fresco, bohemio y artesano, y son originales, funcionan bien en ambientes contemporáneos.

Cortinas Bicolores

Las cortinas en degradado aportan un toque sutil de color a la decoración del ambiente, pero si se busca algo más fuerte, las cortinas bicolor son la mejor opción. Esta tendencia se caracteriza por el contraste de tonos entre sí, ya sean dos colores opuestos e intensos o un color fuerte en la franja inferior sobre una cortina en un color luminoso.

Cortinas Oscuras

Van muy  bien en espacios luminosos empleando el mismo color elegido en ellas en alguna otra pieza  o complemento, aportan carácter al espacio

Cortinas de Terciopelo

Un material tan sofisticado como el terciopelo imprime un aire diferente y personal, más asociado a casas palaciegas o interiores clásicos.

Sin embargo, combinadas con moderación y en espacios neutros aportan un toque muy interesante de contraste visual.

Cortinas + Persiana

Esta opción aporta un punto de modernidad a cualquier ambiente y tiene la ventaja de que esconde la caja de la persiana de forma muy efectiva, librándonos de los antiguos “cenefas tapizadas” que cubrían la zona superior con la misma tela de la cortina

¿Al ras o al arrastre?

¡Cualquiera de las dos tendencias son válidas!

La elección depende  del estilo del ambiente o de su practicidad: Las cortinas al ras del suelo son más adecuadas para ambientes modernos e informales de estilo contemporáneo además de ser mucho más prácticas a la hora de limpiar el suelo. Sin embargo, si desea conseguir un aire clásico y elegante, sin duda deberás dejar que u cortina arrastre unos 20cm por el suelo, aún a riesgo de que se te estropee antes por el roce.

La altura, a techo

Se llevan las cortinas altas y estilizadas Únicamente si tu techo tiene molduras perimetrales deberás colocar la barra a unos 10-15cm desde su terminación según la altura, pero evita en cualquier caso colocarlas al ras de la ventana, perderá carácter.

Por supuesto, si hablamos de rieles es otra cosa, pues éstos por definición van anclados a techo

Cortinas Drapeadas

Las cortinas drapeadas o elaboradas con tela de cierta prestancia, como la organza, sedas salvajes o cualquiera que no tenga una caída perfecta, sino que quede en cierto modo ligeramente arrugada. Estas cortinas quedan muy bien en ambientes de toque clásico.

Cortinas con borlas

Para los que prefieran un estilo informal, las cortinas con borlas están de plena actualidad. Aunque pueden emplearse en distintos colores, las que mejor quedan son las que van en la misma tonalidad que la cortina, para que no resulten demasiado infantiles. No obstante, en la variedad está el gusto

Cortina veneciana

Las cortinas venecianas son ideales para controlar la entrada de luz, ya que están formadas por finas láminas que pueden orientarse en función de la situación del sol para así poder regular la cantidad de iluminación en los espacios. Su único inconveniente es que no bloquean por completo la entrada de luz, por lo que suelen usarse más en entornos laborales.

Podemos encontrarlas en aluminio, madera, PVC e infinidad de colores.

Paneles japoneses

También conocidos como paneles deslizables, este formato de cortina es la alternativa más versátil para vestir nuestro hogar, en especial si contamos con amplios ventanales. Al tratarse de diversos paneles independientes cada uno de estos puede estar compuesto por un tejido o estampado diferente.

Los paneles japoneses se configuran en distintos rieles, de manera que cada uno de ellos es independiente. Además están unidos a la estructura por un velcro, lo que permite poder quitarlos con facilidad para su limpieza.

Cortinas de tela pesada o tupida

Las cortinas pesadas  pueden ser unas grandes aliadas para aquellos ventanales que por su formato no permiten la instalación de persianas.

Cortinones señoriales

Los cortinones señoriales se emplean más como elemento decorativo que como regulador de luz, pero ese aire elegante y señorial que aportan a la sala nos encanta.

Este formato de cortina sirve como complemento para otros diseños como velos o persianas enrollables, además suelen estar confeccionados con tejidos más gruesos que aportan cuerpo al conjunto.

Tiros decorativos con caída

Los tiros decorativos son ideales para espacios pequeños ya que no ocupan mucho lugar y podemos ajustar su altura para que coincida con la línea del sofá o con una mesa de estudio. Gracias a las líneas sencillas de este tipo de cortina, encajan a la perfección en ambientes modernos y minimalista

Persianas enrollables

Las persianas enrollables es una de las opciones más prácticas para nuestros hogares, ya que nos permiten recoger el tejido por completo hasta dejar al descubierto el 100% de nuestras ventanas. Además, los avances tecnológicos hacen posible abrir y cerrar nuestras cortinas con tan solo apretar un botón.

Cortina de cadena