Estilo marroquí

 

Estilo marroquí

 

“EL estilo marroquí es genial como fuente de inspiración para el diseño de interiores”, Fernando García, Decorador de Interiores.

Estilo en él que se recupera la decoración típica de las casas marroquíes y árabes los cuales son hogares de muchos detalles lujosos y cómodos, además de su exotismo árabe.

 

Muchos diseñadores utilizan su mobiliario extravagante, sus detalles únicos y exclusivos en sus proyectos de diseño interior. Para Fernando García el estilo marroquí en decoración tiene las siguientes características: Predominan los colores fuertes y  vivos,  preferentemente los tonos cálidos como son el amarillo, el rojo y el naranja que se utilizan en sofás, sillas y cojines,  incluso en las  alfombras y paredes. El dorado y todos  los tonos que sugieran luz, lujo y brillo, son  igualmente bienvenidos en el estilo marroquí.

 

 

Para Fernando García el estilo marroquí en decoración tiene las siguientes características: Predominan los colores fuertes y  vivos,  preferentemente los tonos cálidos como son el amarillo, el rojo y el naranja que se utilizan en sofás, sillas y cojines,  incluso en las  alfombras y paredes. El dorado y todos  los tonos que sugieran luz, lujo y brillo, son  igualmente bienvenidos en el estilo marroquí.

 

 

 

 

La cenefa es protagonista en este estilo, se encuentran combinando formas y colores sobre los azulejos de las paredes, en los suelos, en las cortinas o en accesorios como jarrones, muy frecuentemente también las encontramos sobre los muros. El resultado es un ambiente muy recargado que puede parecer confuso, pero al final es un ambiente rico y vivo.

 

 

Los ambientes  son muy luminosos, intentando recuperar la luz natural del día con poderosas lámparas de araña,  candelabros, faroles que dan mucha luz,  brillo, y lujo , son quizá los conceptos más relevantes en esta tendencia.

 

Los muebles no son nada convencionales, los sofás suelen ser alargados, finos, muy cómodos, y lujosos, normalmente con pata dorada, tapizados en terciopelos, capitoneados y cubiertos con cojines dorados y plateados.