Fernando García, es el único diseñador colombiano que inició su historia empresarial en Suramérica, inspirado en el estilo Biedermeier, cuyo estilo nació en el periodo neoclásico (1815 – 1848)

La expresión “biedermeier” surgió como seudónimo de artículos caricaturescos, donde los personajes buscaban hacer de sus casas un lugar confortable y bien equipado sin gastar demasiado.

“Bieder” es una palabra que se traduce como sencillo,  “Meier” era un apellido vulgar que para entonces ostentaban gran cantidad de familias burguesas.

El estilo fue desarrollado principalmente por alemanes y austríacos, pero predominó en Inglaterra, Rusia y Dinamarca. Se originó como respuesta a las demandas de la creciente burguesía de la época, que buscaba muebles y utensilios funcionales y confortables. Exigía algo que hasta entonces había estado reservado a un selecto círculo de consumidores: objetos con estilo propio, hechos de diversos materiales, lo que fue posible gracias a la mejora de los sistemas de producción. Así surgió una oferta de amplia gama, que abarcaba desde los costosos bienes de lujo hasta los sustitutos baratos.

Este Estilo se caracteriza por su simplicidad, de sobria elegancia ligada a la practicidad y la economía, con dimensiones reducidas. Sus principales rasgos son las superficies lisas, las líneas sobrias y las proporciones equilibradas que contrastan con lo sofisticado del estilo Imperio.

Este Estilo es simétrico con una tendencia a la geometría en las formas, con claras líneas continuas y curvas libres siempre contrastadas con el color negro.

Los muebles no eran colocados en la casa como una joya sino como muebles muy confortables.

Son muy características de este estilo las mesas redondas. El secreter era el must y muchas veces se colocaba al lado de una cómoda. En las casas nobles eran muy importantes un espejo con consola y la vitrina a juego. El diseño adquirió una estética muy utilitaria con sus líneas limpias y la más mínima ornamentación. Los muebles de asiento cuentan con las patas curvas o rectas. La línea general de los muebles era rectangular de curvas limpias.

En la actualidad, el estilo Biedermeier se ha hecho muy popular en Colombia por  FERNANDO GARCIA debido a su diseño atemporal y por lo tanto, muchos coleccionistas disfrutan de muebles de este estilo con alta apreciación ya que el sentido moderno de hoy en día se adapta muy bien a su alta funcionalidad y formas simples.