Decoración Fernando García, los puffs en la decoración

 

Los puffs en la decoración interior:  es un asiento bajo que no tiene espaldar, se caracterizas generalmente blandas y con relleno. Según la historia, el puff fue introducido en Europa durante el siglo XVIII desde Turquía, venia acompañado por un cojín, y era el elemento central de los asientos domésticos, de ahí también viene el hecho de que comúnmente se conozca como “asiento otomano”.

Para Fernando García decorador, los puffs son un elemento decorativo a la hora de decorar tu hogar. Esta simpática pieza  tiene múltiples ventajas, desde ser un asiento más a la hora de recibir sus invitados, un espacio extra de almacenaje, o  un elemento para separar espacios, y también   aporta un toque de sofisticación a sus espacios.

Los puffs vienen en todos los estilos y en diferentes formas y tamaños además de que pueden ser tapizado   tapizados en innumerables texturas como cuero, terciopelo, ultrasuede, rafias, fibras naturales etc. Es por esto que los puff encajan en cualquier estilo de la  decoración de  su casa, se usan  hasta en el baño, lo ventaja de su versatilidad es que cada espacio donde se ponga  cumplen una función distinta.

“Si su sala esta en tonos neutros, se puede complementar con puff de colores llamativos, el efecto será inmediato, así le dará un contraste dándole vida a su espacio”, Fernando García Decorador.

Fernando García recomienda utilizar los puffs o butacos personalizados como pie de cama para darle un poco de carácter y alma al dormitorio al mismo tiempo crea un sentimiento de intimidad y lujo permitiendo que la habitación esté despejada y estilizada, enmarcando la cama de manera hermosa y elegante.

Los puffs  brindan un cambio agradable,  son fáciles de alzarlos y cambiarlos de sitio de acuerdo a la necesidad.